altitud.es.

altitud.es.

La primera ascensión del Gasherbrum I en 1958

Introducción

El Gasherbrum I es la undécima montaña más alta del mundo, con una altura de 8.080 metros sobre el nivel del mar. Se encuentra situada en la cordillera del Karakórum, en el territorio disputado entre Pakistán, India y China. La primera ascensión del Gasherbrum I se llevó a cabo en 1958 por una expedición internacional dirigida por el famoso montañista austríaco, Fritz Moravec. En este artículo, vamos a profundizar en los detalles de esta emocionante hazaña del alpinismo, que requirió de una gran habilidad técnica y física por parte de los escaladores.

Contexto histórico

A mediados del siglo XX, la conquista de las cumbres más altas del mundo se convirtió en un objetivo para los mejores montañistas del planeta. Desde la primera ascensión del Everest en 1953, numerosas expediciones intentaban alcanzar la cima de otras montañas que se consideraban inaccesibles. En este contexto, en 1958, una expedición internacional llegó a los pies del Gasherbrum I, con el objetivo de lograr la primera ascensión de esta montaña que se había resistido hasta entonces a los escaladores.

Preparación de la expedición

La expedición internacional que se propuso escalar el Gasherbrum I en 1958 estaba compuesta por un grupo de montañistas de diferentes nacionalidades, liderados por Fritz Moravec. Moravec era un montañista austríaco, que había participado en la primera expedición al Nanga Parbat en 1932 y había intentado la ascensión del Dhaulagiri en 1953. Además de Moravec, la expedición contaba con la presencia de otros escaladores experimentados, como el francés Georges Livanos y el suizo Hansruedi von Gunten. Para preparar la ascensión, la expedición instaló varios campamentos en las laderas del Gasherbrum I, que sirvieron para que los escaladores pudieran aclimatarse a la altura y asegurar el suministro de alimentos y equipos. En total, la expedición contó con la ayuda de más de cien porteadores y más de quince toneladas de material.

La ascensión al Gasherbrum I

La parte más difícil de la ascensión al Gasherbrum I fue la arista suroeste, que es la ruta más directa y difícil para llegar a la cumbre. La expedición decidió seguir esta ruta, a pesar de que era una de las más técnicas y peligrosas de la montaña. El 5 de julio de 1958, los montañistas partieron del último campamento base y comenzaron la ascensión por la arista suroeste. El primer obstáculo que encontraron fue un muro de hielo de 250 metros de altura, que los escaladores tuvieron que escalar con cuerdas fijas y piquetas. Después de superar este muro, la arista se estrechó y los montañistas tuvieron que escalar una pared de roca vertical de más de 150 metros de altura. A medida que iban avanzando por la arista, los escaladores se encontraban con un terreno cada vez más complicado. Debido a los fuertes vientos y la nieve, resultaba difícil encontrar el camino y avanzar con seguridad. A pesar de las dificultades, la expedición siguió adelante. El 8 de julio, cuatro miembros de la expedición, entre ellos Fritz Moravec, alcanzaron la cumbre del Gasherbrum I. Fue la primera vez que un ser humano lograba pisar la cima de esta montaña.

Consecuencias de la expedición

La primera ascensión del Gasherbrum I por parte de la expedición dirigida por Fritz Moravec tuvo un gran impacto en el mundo del alpinismo. En primer lugar, demostró que era posible escalar una de las montañas más difíciles del Karakórum. Además, la hazaña abrió el camino a futuras expediciones y alpinistas que se iban a enfrentar a nuevos retos en esta y otras montañas de la zona. El éxito de la expedición también tuvo una importante repercusión en la carrera de Fritz Moravec. El montañista austríaco se convirtió en uno de los escaladores más famosos del mundo y publicó varios libros sobre sus expediciones y sus experiencias en las montañas.

Conclusiones

La primera ascensión del Gasherbrum I en 1958 fue una hazaña épica del montañismo, que requirió de una gran habilidad y preparación por parte de los escaladores. La expedición dirigida por Fritz Moravec logró superar varias dificultades técnicas y físicas para alcanzar la cumbre de una de las montañas más difíciles del Karakórum. La conquista del Gasherbrum I abrió el camino a nuevos retos para los montañistas de todo el mundo y tuvo una gran repercusión en la carrera del propio Moravec y en la historia del alpinismo en general.