altitud.es.

altitud.es.

El Everest: la cima del Asia

Introducción

El Everest es la montaña más alta del mundo, con una elevación de 8,848 metros sobre el nivel del mar. Está ubicada en la cordillera del Himalaya, en la frontera entre Nepal y Tíbet. Ascender al Everest es considerado uno de los mayores desafíos para los alpinistas, y atrae a miles de ellos cada año. En este artículo, nos sumergiremos en todo lo que necesitas saber sobre esta impresionante montaña.

Origen del nombre

La montaña que ahora conocemos como el Everest fue nombrada en honor a Sir George Everest, un topógrafo británico que trabajó como director general de la «Survey of India», la agencia cartográfica del gobierno colonial británico en la India, en el siglo XIX. Cuando la montaña fue descubierta por los británicos en 1841, se la conocía como «Pico XV». En 1865, un equipo de topógrafos liderado por el británico Andrew Waugh decidió bautizar el pico en honor a Everest, aunque el propio Sir George nunca visitó la región y se desconoce si estaba realmente interesado en la geografía de la zona.

Geografía del Everest

El Everest se encuentra en la cordillera del Himalaya, la cadena de montañas más alta del mundo, que se extiende por más de 2,400 km a través de cinco países: Nepal, India, Pakistán, Bután y China. El Himalaya fue formado hace unos 70 millones de años por la colisión entre la placa tectónica india y la placa euroasiática, que resultó en la elevación de un vasto sistema de montañas. El Everest se encuentra en la parte oriental del Himalaya, en la frontera entre Nepal y Tíbet (China). La cima del Everest está ubicada exactamente en la Línea de Control Actual (LAC), la frontera efectiva entre China y la India, aunque la ladera norte de la montaña se encuentra dentro del territorio administrado por China y la ladera sur se encuentra en Nepal.

Características físicas del Everest

El Everest tiene una altura de 8,848 metros sobre el nivel del mar, aunque esta cifra varía ligeramente dependiendo de la medición utilizada. La montaña tiene dos caras principales: la vertiente norte, que se encuentra en China, y la vertiente sur, que se encuentra en Nepal. La ladera norte es más empinada y técnica, mientras que la ladera sur es más larga y con menos pendiente. El Everest está compuesto por rocas sedimentarias y metamórficas que se formaron hace entre 500 y 700 millones de años. La parte inferior de la montaña está formada por rocas sedimentarias, principalmente esquistos, mientras que la parte superior está formada por rocas metamórficas, principalmente gneiss. Debido a la alta elevación y al clima extremo, el Everest está cubierto de nieve y hielo durante todo el año.

Historia del ascenso al Everest

La historia del ascenso al Everest se remonta a principios del siglo XX, cuando los exploradores británicos comenzaron a explorar la región en busca de la «montaña más alta del mundo». En 1921, una expedición británica liderada por George Mallory llegó por primera vez a los pies del Everest, pero no intentó el ascenso. En 1922, otra expedición británica intentó el ascenso, pero fue fatal: siete porteadores y un británico murieron en una avalancha. El primer intento exitoso de ascenso al Everest fue realizado por una expedición británica en 1953, liderada por John Hunt. Los escaladores Edmund Hillary, de Nueva Zelanda, y Tenzing Norgay, un sherpa nepalí, alcanzaron la cima del Everest el 29 de mayo de 1953. Desde entonces, el Everest ha sido escalado por miles de alpinistas de todo el mundo, pero sigue siendo uno de los mayores desafíos del montañismo.

Rutas de ascenso al Everest

Hay dos rutas principales para ascender al Everest: la ruta sur desde Nepal y la ruta norte desde China. La ruta sur es más popular y más accesible, con un acceso más fácil al campo base y una ladera más larga pero menos empinada. La ruta norte es más técnica y empinada, pero ofrece vistas impresionantes del pico y del valle del río Rongbuk.

Clima y condiciones en el Everest

El clima en el Everest es extremo y complicado. La temporada de escalada generalmente va desde mediados de abril hasta mediados de mayo, cuando las condiciones son más estables y hay menos riesgo de avalanchas y tormentas. Durante la temporada de escalada, las temperaturas promedio en la cima son de alrededor de -26°C, con vientos que pueden alcanzar hasta 200 km/h.

El impacto del turismo en el Everest

A medida que el turismo ha aumentado en la región del Everest, también ha aumentado el impacto humano en la montaña y en su entorno. El creciente número de alpinistas que ascienden al Everest ha llevado a problemas como la acumulación de basura en el camino y en el campo base, la erosión del suelo y el tráfico de escaladores en la ladera. Además, el creciente turismo ha provocado conflictos culturales y políticos entre Nepal y China en relación a la gestión de la montaña y a los derechos de los porteadores y escaladores. A pesar de estos desafíos, el turismo en la región del Everest sigue siendo un importante motor económico para la región y una fuente de orgullo nacional para Nepal y China.

Conclusiones

En conclusión, el Everest es una de las montañas más impresionantes e icónicas del mundo, una cima que ha desafiado a los escaladores durante décadas. La historia del ascenso al Everest es rica y variada, y continúa siendo una fuente de inspiración y desafío para los escaladores de todo el mundo. A medida que el turismo en la región del Everest ha aumentado, también lo ha hecho el impacto humano en la montaña y en su entorno, lo que ha generado retos significativos en términos de gestión ambiental, cultural y política. No obstante, el Everest sigue siendo un destino clave para los montañistas y un monumento natural impresionante e imponente.