altitud.es.

altitud.es.

La pared sur del Monte Annapurna: una ascensión técnica de alta altitud que demanda el máximo en habilidades de escalada

La pared sur del Monte Annapurna: una ascensión técnica de alta altitud que demanda el máximo en habilidades de escalada

El Monte Annapurna es uno de los 14 "ochomiles" del mundo, con una altura de 8.091 metros. La pared sur del Annapurna es considerada como la más técnica del mundo, y es una ruta que se ha ganado una reputación como una de las más peligrosas y desafiantes en la historia del montañismo.

La ruta de escalada en la pared sur del Annapurna fue abierta por una expedición británica en 1970 liderada por Chris Bonington. La expedición llegó al campo base en abril de ese año y, después de acampar y explorar el terreno circundante, comenzaron a escalar la pared el 25 de mayo. Fue una larga y difícil escalada que tomó 48 días, más tiempo de lo que se había anticipado. Finalmente, el 3 de julio, los escaladores lo lograron. Don Whillans y Dougal Haston hicieron cumbre en solitario en uno de los mayores logros en la historia de la escalada en montaña.

La vasta mayoría de escaladores que intentan el Annapurna por la pared sur lo hace usando la ruta de la expedición británica, con algunos cambios menores. La ruta es una pared vertical de granito y hielo que se eleva por encima del campamento base hasta llegar a una altitud de 7.400 metros, donde la pared se encuentra con la cresta de la cumbre. La escalada es muy técnica, incluyendo tramos de hielo vertical y secciones de roca descompuesta y suelta.

Además de los desafíos técnicos, la pared sur del Annapurna presenta una serie de otros peligros que los escaladores deben enfrentar. La altura es uno de los mayores desafíos, ya que la altitud extrema puede llevar a problemas de salud, como edema pulmonar y cerebral. El clima también puede ser muy peligroso, ya que la pared es muy propensa a las avalanchas y a las tormentas de nieve. La ruta también es muy expuesta al sol, por lo que los escaladores deben lidiar con el calor y el riesgo de quemaduras solares.

La escalada en la pared sur del Annapurna es una de las más peligrosas y técnicas del mundo, incluso comparada con el Everest. La ruta requiere no solo habilidades técnicas avanzadas de escalada en hielo y roca, sino también la capacidad de tomar decisiones rápidas y precisas en situaciones de alto estrés. Los escaladores que intentan la ruta deben estar en excelente estado físico y tener una gran experiencia de escalada en alta montaña. La pared es una prueba de resistencia y habilidad en el que sólo los escaladores más experimentados pueden tener éxito.

A pesar de los desafíos, la pared sur del Annapurna es un atractivo imán para los escaladores. La belleza del paisaje en sí es algo que atrae a muchos, y la ruta de escalada es una de las más técnicas y desafiantes del mundo, lo que hace que la hazaña sea aún más atractiva. Más allá del atractivo personal, la pared sur del Annapurna tiene una gran historia y es considerada un hito importante en la historia del montañismo.

La escalada en la pared sur del Annapurna es una empresa seria y desafiante, pero también es una oportunidad para los escaladores de alcanzar nuevas alturas y probar sus límites más allá de lo que creían posible. Aunque puede ser una ruta peligrosa, con una planificación cuidadosa, una condición física adecuada y una gran experiencia en escalada en alta montaña, se puede tener éxito. Es una empresa que requiere todo el coraje, la tenacidad y la habilidad que uno pueda reunir, y un logro monumental en la vida de cualquier escalador.